La magia del romero

El romero es de naturaleza caliente y seca, aromática. Conforma y recrea todas las partes y miembros interiores y exteriores del cuerpo, alegra y conforta todos los sentidos, consume las humedades. Frialdad, opilaciones y males contagiosos. Aqui teneis algunos hechizos con romero y su respectiva magia…

El romero no admite melancolías, temblores, tristezas ni desmayos del corazón.
Sus raíces, ramas, cortezas flores y hojas tienen casi infinitas virtudes de las cuales éstos son probados remedios:

– Los brotecillos más tiernos del romero, comidos por la mañana en ayuna con pan y sal, fortifican la cabeza y el cerebro, conservan la vista gallarda, robusta, aguda y fuerte.

– La flor y hojas del romero, hechas polvo y traídas junto a la carne en el lado izquierdo ahuyentan la tristeza y alegran mucho el corazón.

– La flor del romero, comida en ayunas con miel de la misma flor y una tostada de pan, conserva mucho la salud y no deja engendrar ponzoñas.

– El humo del romero ahuyenta contra toda peste y mal contagio.

– Las ramas y el tronco del romero, quemado y hecho polvos, aprovecha para emblanquecer los dientes y reafirmarlos, y no deja engendrar en ellos gusanos ni frialdades.

– En las casas en que se acostumbra a sahumar con romero, no habitan los espíritus malignos.

– La mujer que osare comer flor de romero en ayunas con pan de centeno, no será fatigada del mal de madre: reprime los malos humores, consume las humedades y cura todas las enfermedades interiores de quien así lo usare.

– El que acostumbrare bañarse el cuerpo con agua cocida y bien olorosa del romero, sepa que será conservado en salud y juventud.

– Las casas que por ser malsanas, oscuras y húmedas, sahumándolas con el romero se conservarán sanas y “enxutas”.

– Si el que estuviere reumatizado, recibiese el humo de la corteza del romero por la nariz, purgará la cabeza y sanará.

– Si alguno que tullere por frialdad o por haberle dado el aire estando sudando, recibirá muchas veces el baño del romero, y sin falta sanará.

– Las hojas del romero majadas y hechas empasto, y puestas encima de las quebraduras de los niños, las cura, suelda y fortifica en nueve días.

– Notad un maravilloso secreto experimentando para cualquier quebrado, y es: las algarrobas verdes, majadas y puestas encima de las quebraduras, las cura y suelda en menos de ocho días. – La flor del romero mezclada con miel espumada, y tomada de mañana y tarde, sana de todo mal encubierto, conservando y guardando de toda enfermedad que proviene de flema, viscosidades y frialdades.

– La flor del romero verde seca, hecha letuario con azúcar y tomada por las mañanas con un trago de vino blanco, destierra los desmayos de corazón, quita las flatulencias y dolor de estómago y, finalmente asienta el vómito.

– La mujer que por tener poca leche no pueda criar a sus hijos, use de comer de la hoja y flor del romero, y le causará abundancia de leche buena, porque purifica la sangre y conforta la digestión.

-Lavándose la cara con agua de romero con un paño de lienzo, la vuelve hermosa, gallarda, fresca y resplandeciente, y si fuera vino cocido con romero en lugar de agua, será mejor, pues usando cada día jamás se arrugará el rostro, antes bien lo conservará fresco y hermoso, quitando las manchas y paños del rostro.

– Las hojas y raíces del romero, cocidas con vinagre, valen para quitar el dolor de las piernas y los pies cansados de caminar si se lavan con ella.

Que la fuerza de la Magia siempre os acompañe…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.